REVOLUCIÓN

 
HUANDACAREO,MICHOACÁN,MÉXICO
 
REVOLUCIÓN
 
 
HUANDACAREO
Página principal
logo
DEFENSORES DE HUANDACAREO
RETEN No 1 (Templo Viejo)
JEFE: Salvador Urrutia SUBJEFE: José Socorro Díaz Díaz

EN LA BÓVEDA DEL PRESBITERIO:
1.- J. JESÚS FIGUEROA (a) (b)
2.- JOSÉ MURILLO LOAIZA (a) (c)
3.- ISAAC FIGUEROA (a) (b) (c)

EN EL TECHO DE LA CASA CURAL:
4.- JOSE SOCORRO DÍAZ DÍAZ (a) (b) (c)
5.- EPIFANIO DÍAZ DÍAZ (Clarín) (a) (b) (c)
6.- ATENÓGENES ALVAREZ (a) (b)
7.- LUIS RODRIGUEZ (Empleado de la Hacienda) (a) (c)
8.- SOCORRO RODRÍGUEZ (a)

EN EL CORO:
9.- GILBERTO FERNÁNDEZ PONCE (a) (b) (c)
10.- ELPIDIO FIGUEROA (a) (b) (c)
11.- SALVADOR CARREÓN GONZÁLEZ (Armero) (a) (c)

EN LA TORRE:
12.- SALVADOR URRUTIA (a) (b) (c)
13.- ANTONIO VARGAS (a) (b)
14.- MAXIMIANO CALVILLO (a) (b) (c)
15.- J. SOLEDAD GONZÁLEZ (a) (b) (c)
16.- ENRIQUE VELÁZQUEZ (a) (c)
17.- ALEJANDRO AGUILAR (a) (c)
18.- ANICETO (Mozo de la Hacienda) (a)
19.- JOSAFAT MANRÍQUEZ (c)
20.- J. TRINIDAD MARTÍNEZ RAYA (Los diablos) (b) (c)

RETEN No. 2 (En dos secciones unidas por un pasillo de vigas, una en la casa de Don Antonio Alvarez y otra sobre la tienda “La Concordia”)
JEFE: Eusebio Alvarez

EN EL GARITÓN DE LA ESQUINA:
21.- EUSEBIO ALVAREZ (a) (b) (c)
22.- NICOLAS MANRÍQUEZ GUIDO (a) (b) (c)
23.- ESTANISLAO MANRIQUEZ (a) (b) (c)
24.- ZENOBIO MANRÍQUEZ (a) (b) (c)
25.- FEDERICO ALVAREZ TOLEDO (a) (b) (c)
26.- SALVADOR ALVAREZ TOLEDO (a) (b) (c)
27.- MAXIMINO PÉREZ (a) (c)
28.- BENITO DÍAZ DÍAZ (a)

SOBRE LA TIENDA:
29.- AGUSTÍN RANGEL (Herido) (a) (b) (c)
30.- ALBERTO MURILLO VARGAS (a) (b) (c)
31.- LORENZO GARCÍA (Herido) (a) (b) (c)
32.- AMADOR GONZÁLEZ (a) (c)
33.- CAMILO GONZÁLEZ (a) (b) (c)
34.- ANSELMO LÓPEZ (c)
35.- BLAS SILVA (c)
36.- FRANCISCO CAMPOS (b) (c)

RETEN NO. 3 (Esquina de Hidalgo y Morelos)
JEFE: Cipriano González

CASA DE DON CIPRIANO GONZÁLEZ:
37.- CIPRIANO GONZÁLEZ (a) (b) (c)
38.- AMADOR DÍAZ (De Capacho, disparo 3 tiros al viento) (c)
39.- MAURO GARCÍA ALVAREZ (a) (b) (c)
40.- DOMINGO GARCÍA AVAREZ (a) (b)
41.- LEOPOLDO DÍAZ DÍAZ (a) (b) (c)
42.- MACARIO DÍAZ (a)
43.- PATRICIO DÍAZ DÍAZ (a) (b)
44.- ROMÁN TINOCO (a) (b) (c)
45.- VICENTE PÁRAMO (a) (c)
46.- FELIX REYES (a) (b) (c)
47.- GREGORIO FULGENCIO (c)
48.- JERÓNIMO MONTES (c)
49.- SERAPIO TINOCO GUZMÁN (c)
50.- JULIAN ALVAREZ (b) (c)
51.- EMILIO NIETO GONZÁLEZ (b) (c)
52.- MIGUEL PÁRAMO (b) (c)

DESDE SU PROPIA CASA:
53.- JOAQUÍN TORRES (a) (b)

RETEN No. 4 (Acera sur de la manzana primera del cuartel segundo, que comprendía desde el Cine hasta la casa de Don Esteban Vargas, más un garitón en la esquina de doña Ignacia Villagómez)
JEFE: Luis Núñez Martínez

TODOS EN LAS AZOTEAS DE LAS CASAS
54.- LUIS NÚÑEZ MARTÍNEZ (a) (b) (c)
55.- SIDRONIO DÍAZ (c)
56.- LUIS GARCÍA ALVAREZ (a) (b) (c)
57.- RICARDO GARCÍA ALVAREZ (a) (b) (c)
58.- MARCELO CAMPOS FERNÁNDEZ (a) (b) (c)
59.- PEDRO PANTOJA (a) (b) (c)
60.- ANTONIO ANGUIANO (a) (c)
61.- AGUSTÍN CAHUE (a)
62.- FRANCISCO MARTÍNEZ (El Carpintero) (a) (b) (c)
63.- RAMÓN GONZÁLEZ M. (De la Cañada) (a) (b) (c)
64.- ANDRÉS VELÁZQUEZ (a) (c)
65.- BENJAMÍN VARGAS GUZMÁN (a) (b) (c)
66.- VALENTÍN FERNÁNDEZ VILLAGÓMEZ (a) (b) (c)
67.- J. JESÚS MURILLO AGUILAR (a) (b) (c)
68.- SACRAMENTO DÍAZ (a) (b)

EN EL GARITÓN DE LA ESQUINA:
69.- SALVADOR LUCIO (a) (b) (c)
70.- RAFAEL DÍAZ VILLAGÓMEZ (a) (b) (c)
71.- FRANCISCO VARGAS VILLAGÓMEZ (a) (c)
72.- J. JESÚS TOLEDO (a)
73.- J. ENCARNACIÓN CANSINO (a) (b)
74.- J. TELÉSFORO VELÁZQUEZ (a) (c)
75.- RODRIGO ALVAREZ DÍAZ (c)
76.- FLORENCIO SARABIA (b) (c)

RETEN No. 5 (Comprendía desde la esquina de la manzana segunda del cuartel segundo, a partir de la casa de Don Ignacio Díaz, Jefatura Municipal, Mesón y casas de Don Rafael Díaz, Juan Flores, señores Huerta Díaz y Don Santos Figueroa; la manzana cuarta del cuartel primero, casas de los señores Rangel y la esquina de la tienda de Don Gilberto Fernández)
JEFE: Don Miguel Figueroa, SUJEFE: Francisco Huerta

77.- MIGUEL FIGUEROA GUZMÁN (a) (b) (c)
78.- J. INÉS GARCÍA (b) (c)
79.- FRANCISCO HUERTA DÍAZ (a) (b) (c)
80.- FIACRO HUERTA DÍAZ (a) (b) (c)
81.- J. SACRAMENTO MARÍNEZ (a) (b)
82.- VICENTE MARÍNEZ (a) (b)
83.- BERNABÉ LOEZA (a) (b)
84.- PROCOPIO LOEZA R(a)OSILES ((a) (b) (c)
85.- VICENTE CISNEROS (a) (b)
86.- NARCISO MENDOZA (a) (c)
87.- SANTOS PUENTE (a) (b)
88.- JUAN GUZMÁN (a) (c)
89.- EZIQUIO MARÍNEZ (a) (b) (c)
90.- BASILIO PRADO (a) (c)
91.- GENARO AGUILAR (a) (b) (c)
92.- GUMERSINDO AGUILAR (a) (b) (c)

EN LA SEGUNDA SECCIÓN:
93.- HIPÓLITO RANGEL (a) (b) (c)
94.- FEDERICO RANGEL (a) (b)
95.- PONCIANO CHÁVEZ DÍAZ (a) (b)
96.- JOSÉ VILLAFUERTE (a)
97.- MATEO PADILLA (a) (b)
98.- PEDRO MENDOZA (c)

RETEN No. 6 (Manzana tercera del cuartel primero, casas de Don José María Villicaña y señores Sixtos y la manzana sexta del cuartel primero, donde estuvo el Templo de “El Hospital”)

99.- MIGUEL GAZCA MENDOZA (a) (b) (c)
100.- ATILANO AMBRÍZ CAMPOS (b) (c)
101.- PEDRO DÍAZ DÍAZ (a) (b)
102.- LUCIO ALVAREZ DÍAZ (a) (b) (c)
103.- FRANCISCO LÓPEZ GUZMÁN (a) (b)
104.- ANDRES HUERTA (a)

RETEN No. 7 (Manzana primera del cuartel primero, desde la casa de Don Nicolás Núñez Martínez hasta la casa de Don Hilario Chávez)

105.- NICOLÁS NÚÑEZ MARTÍNEZ (a) (b) (c)
106.- HILARIO CHÁVEZ DÍAZ (a) (b) (c)
107.- ARISTEO DÍAZ DÍAZ(Clarín de Órdenes) (a) (b) (c)
108.- ANTONIO ALVAREZ (a) (b)
109.- RAMÓN FERNÁNDEZ (a)
110.- FIDENCIO MANRÍQUEZ (a) (b)

MÁS DEFENSORES

111.- MELESIO ALVAREZ AGUILAR (b)
112.- FRANCISCO ZAVALA GUZMÁN (b)
113.- POMPEYO ALVAREZ (b)
114.- VICENTE CAHUE DÍAZ (b)
115.- EPIFANIO CAHUE (b)
116.- ATANASIO CAMPOS CHÁVEZ (b)
117.- NICOLÁS CISNEROS (b)
118.- SALVADOR DÍAZ MANRÍQUEZ (b)
119.- FLORENTINO FERNÁNDEZ V. (b)
120.- JUAN GONZÁLEZ (b)
121.- BRUNO LOEZA (b)
122.- GENOVEVO LOEZA (b)
123.- EPIFANIO LOEZA MANRÍQUEZ (b)
124.- SILVERIO LÓPEZ (b)
125.- AFA MANRÍQUEZ (b)
126.- FRANCISCO MARTÍNEZ M. (b)
127.- EMILIO MURILLO (b)
128.- NICOLÁS VILLICAÑA (b)
129.- JOSÉ PIZANO (b)
130.- BENITO REYES (b)
131.- SABINO REYES GONZÁLEZ (b)
132.- MARTÍN RIVERA (b)
133.- ARISTEO TENA (b)
134.- DOMINGO TENA (b)
135.- CONRADO VARGAS (b)
140.- MAURO VELÁZQUEZ MONTES (d)
=============================
ESTADO MAYOR DE J. INÉS CHÁVEZ GARCÍA
LUIS GUTIÉRREZ VIZCAÍNO “El chivo encantado” (Plaza Azul, Lázaro Cárdenas, Michoacán)
J. JESÚS ZEPEDA MADRIGAL “El tejón” (Taretan, Michoacán)
MACARIO SILVA (Valle de Santiago, Guanajuato)
MANUEL ROA (Puruándiro, Michoacán)
J. JESÚS SÍNTORA
TRINIDAD AVALOS (Nocupétaro, Michoacán)
PEDRO Y REFUGIO ZENDEJAS (Villa Jiménez, Michoacán)
LUIS Y TOMÁS MORALES (Tendeparacua, Michoacán)
PEDRO VÁZQUEZ (Chucándiro, Michoacán)
RAFAEL NÚÑEZ (Valle de Santiago, Guanajuato)
FIDEL GONZALEZ “El cañadeno” (Las Cañadas de Villa Morelos, Michoacán)
HERMANOS BARRIGA (Quiroga, Michoacán)
RAFAEL NARES “El manco nares” (Penjamillo, Michoacán)
h103
DE PIE: Gral. Altamirano, Ramón Ortíz y Rafael Nares.
SENTADOS:Manuel Roa, J.Inés Chávez García y Macario Silva.
 
AYUNTAMIENTO
Siguiente página
Los nombres de los defensores marcados con el inciso (a) corresponden al listado del Defensor J. Socorro Díaz Díaz.

Los nombres de los defensores marcados con el inciso (b) se encuentran gravados en las placas conmemorativas del Hemiciclo “Defensores de Huandacareo”, ubicado frente a la Presidencia Municipal.

Los nombres de los defensores marcados con el inciso (c) corresponden al listado elaborado entre 1945 y 1946 por 8 defensores en vida: Miguel Figueroa Guzmán, Francisco Huerta Díaz, Eusebio Alvarez, Salvador Alvarez Toledo, Cipriano González, Hilario Chávez Díaz, Nicolás Núñez Martínez y Benjamín Vargas Guzmán de puño y letra de éste último y actualmente conserva la relación su hijo el señor Albino Vargas. Esta reunión fue realizada en el local de la panadería ubicada en la calle Hidalgo Poniente propiedad de don Benjamín Vargas Guzmán.
(d) Nuevos Defensores de acuerdo a Reconocimientos y Diplomas oficiales entregados por Autoridades Municipales.
ARMAS DE COMBATE:
69 rifles entre Mausers y Winchester 30-30
4 remington de un tiro
5 a 6 escopetas de retrocarga
6 escopetas de pólvora
9850 cartuchos para Mausers y Winchester
500 cartuchos para escopeta de retrocarga
1 cañón

DE LOS DEFENSORES solo hubo 3 heridos (Agustín Rangel, Hipólito Rangel y Lorenzo García ) y varios muertos que no se concentraron en la parte defendida.

DE LOS CHAVISTAS se calcula la muerte de 30 bandidos y dejaron 264 caballos con sus monturas, 80 rifles, 10 máquinas de escribir y casi todo el instrumental de la Banda de Música.

ATAQUE:
8 DE ENERO DE 1918, a la 15:30 pm ; el Auxilio del Gobierno llego a la 21.30 pm ;, el Gobierno solo mató a 3 chavistas.

LOS BANDIDOS:
Eran entre 1800 a 2000 bién armados
h6
25.- FEDERICO ALVAREZ TOLEDO (a) (b) (c)
h131
26.- SALVADOR ALVAREZ TOLEDO (a) (b) (c)
h21
65.- BENJAMÍN VARGAS GUZMÁN (a) (b) (c)
H548
85.- VICENTE CISNEROS (a) (b)
h5
133.- ARISTEO TENA (b)
imagen
140.- MAURO VELÁZQUEZ MONTES (d)
H1496B
=============================
H58A
Coronel Luis Bravo y J. Inés Chávez García.

 
 
INTENSIDAD DEL ATAQUE A HUANDACAREO EL 8 DE ENERO DE 1918.
José Socorro Díaz Díaz, autor y actor de la Defensa de Huandacareo, en sus memorias nos relata lo siguiente:
"...Sobre el RETÉN 1 DE LA TORRE , fue el ataque más intenso; llegando los rebeldes hasta la huerta de mi padre, don Salvador Díaz; a los que les causamos tres bajas, dos en la huerta y uno en la esquina de la casa del Sr. Ezequiel Alvarez, cazado por Epifanio Díaz. Los bandidos avanzaban disparando y amenazándonos que pronto tendrían el gusto de colgarnos en los árboles, pero al llegar a la distancia que teníamos para disparar, se topaban con nuestro fuego, que si no siempre les pegaba, les pasaba muy cerca asustándolos y se escondían entre los árboles de la huerta; de rabia seguían disparando a la tarugada, pues no sabían de donde partían los tiros que les pasaban rozando y que, dada la distancia, eran casi siempre efectivos.

Intentaron luego tomar por la parte del presbiterio, donde los Sres. Figueroa y José Murillo los recibieron a tiros; al acercarse mucho, les lanzaron 3 bombas de mano con lo que los hicieron retirarse nuevamente a la huerta. La primera bomba que lanzaron los defensores, no funcionó, y los bandidos se burlaban de ellos diciéndoles "que mejor se defendieran a pedos. . .", pero al lanzar las otras dos, tuvieron dos heridos. Que se llevaron a esconder a la huerta.

Fidel González, había pedido a Chávez García que le permitiera tomar la Torre al frente de su gente y 100 hombres más: pero como eran las 5:30 p.m. y no cesaba el combate por ese rumbo, ordenó al "general" (?) Macario Silva que, con 200 hombres fuera a reforzar el ataque a la Torre y la tomara a como diera lugar, aún provocando un incendio. Nos dimos cuenta de la llegada de Silva, porque le dijo gritando a González, ¿"qué pasó coronel, no dijo que en 15 minutos tomaría la Torre?", a lo que contestando Fidel, le dijo: "general, es que éstos hijos de la chin..... Están muy duros; no tiran más que sobre el bulto, y no sabemos siquiera de donde salen los tiros". Silva le dijo entonces: "vamos pues a bajarles los huevos a estos, ca......¡¡¡vamos adentro muchachos!!!

Iniciándose un nutrido tiroteo que duró como 15 minutos, y no logrando llegar más que hasta la barda que separaba la huerta del corral en el curato, (en donde, al intentar saltarla, les hicimos, los de la azotea, tres bajas; ya que estábamos combatiendo a 30 metros de distancia, y ellos no nos veían porque les disparábamos entre las tejas del techo), Silva se retiró también hasta cubrirse, con su gente, entre los árboles, y desde ahí gritó a Salvador Urrutia: "churruco, ríndanse y les perdonamos la vida, acuérdate que fuimos compañeros de armas con las fuerzas del Gral. Prieto en la División del Norte"; a lo que Urrutía le contestó: ¡¡¡ "no conozco a ningún amigo mío que sea tan vil, como para ponerse a las órdenes del más grande bandido de la nación, y desde el momento en que andas con él, tan hijo de la chingada es él como tú. Son ustedes una chusma de bandidos, y cuatro gatos les estamos espantando !!!". Silva nuevamente insistió, pues según decía "ya tomamos a todo el pueblo". Entonces Urrutia, gritó al Jefe de la Defensa.. ¡¡¡ "oiga don Nico, este hijo de la chingada dice que ya ustedes se rindieron !!!"'; a lo que don Nicolás Núñez contestó, gritando: ¡¡¡ "dígale a ese desgraciado, que aún estamos como al principio, y que nos han hecho los puros mandados !!!"; entonces Urrutia gritó a Silva: ¡¡¡ "ya oíste cabrón, que nos han venido guangos. Ataquen hijos de la chingada, y no pretendan asustarnos con el petate del muerto !!!"

Nuevamente se produjo un tiroteo por mi lado muy intenso, y me ví obligado a mandar a Epifanio mi hermano, a decirle a Urrutia que me mandara más gente para reforzarnos, ya que se estaba haciendo de noche y allá desde la torre no podrían ver al enemigo; mandándome luego cinco hombres. Viendo Urrutia que no apretaban en el ataque, 1e gritó Silva: ¡¡¡ "qué pasó, bandido tal por cual, enséñense a pelear como los hombres, y no sólo a robar y abusar de las mujeres; solo se lanzan cuando superan de uno a cien, como lo hicieron en Santa Ana Maya !!!". No atacaron, sino que se concretaron a seguir mandando un diluvio de balas por unos quince minutos; y de ahí en adelante, solamente tiros esporádicos a donde creían que estábamos. Uno de estos tiros, rebotó en una campana y le causó a Urrutia una ligera lesión en la cabeza, la que curamos entre. Gilberto Fernández y yo.

Estábamos tratando esto, cuando Antonio Vargas bajó de la torre y dijo: ¡"estos tales ya no atacan, ustedes digan si les echamos un repique de campanas para animarlos!"; accedió Urrutia, pero ese repique causó gran alarma a los defensores, que creyeron que los rebeldes habían tomado ya la torre; y eso mismo creyeron los bandidos, porque reanudaron su ataque, gritando que ya habían triunfado. Don Nicolás preguntó: "¿qué pasa en la Torre?", contestando Urrutia: "¡es que éstos hijos de..... Mala Madre ya no atacan, y nos estamos durmiendo!" esto causó mayor rabia a los atacantes, pero no dejó de desorientar al pueblo.

En el RETÉN 2, el enemigo logró desalojar a los compañeros que estaban en la azotea de la tienda "La Concordia", los que tuvieron que replegarse a la casa de don Antonio Alvarez, a través del puente de vigas tendido de una manzana a otra; habiendo sido herido Lorenzo García, no pudieron pasarlo y quedó metido entre el tapanco y el techo de la casa, de donde, terminando el ataque, lo bajamos con unas mantas. Al efectuar la retirada de una manzana a otra, y creyendo que los bandidos iban ya por el techo de "La Concordia", tuvieron que tirar las vigas que formaban el puente, en esta operación fue herido el Jefe de la Sección, don Agustín Rangel, en el ojo derecho; cayendo inerte, los compañeros lo dieron por muerto, pero afortunadamente solo perdió ese ojo. Además de él, se batieron con bizarría en este retén, Nicolás Manríquez, Eusebio y Federico Alvarez, pues lo que estaban en el garitón no tuvieron más que una oportunidad de disparar, al cruzar los bandidos la esquina de la tienda de Santiago Manríquez, causándoles dos bajas.

En el RETÉN 3, el enemigo, perforando bardas, logró llegar hasta la casa de don Joaquín Torres (junto a la de don Cipriano González), pero al abrir el boquete para seguir avanzando, por el mismo disparó su escopeta don Joaquín, logrando matar al que entraba por ahí, y dijo "¡¡ya cayó un hijo de tal por cual, vengan los demás!!"; obligándolos a retirarse a la casa de los Manríquez (Fidencio y Josefat), desde donde estuvieron tiroteando a la defensa del retén. Como a las 8:00 de la noche, un individuo que dijo ser Chávez García, logró llegar a la casa de Isaac Figueroa (contra esquina de donde se encontraba el cuartel general y enfrente del retén número tres de la casa de don Cipriano González), y pidió hablar con el Jefe de la Defensa. Al comunicarse a gritos, pretendía que se rindiera el pueblo, ya que no teníamos defensa posible, pues la Torre había caído en su poder y que con ese motivo, había ordenado tocar "alto el fuego"; cosa que era cierto, pues por todos lados se oía ese toque de clarín. Don Nicolás le contestó que nunca nos rendiríamos, pues era imposible fiarnos de la palabra de un bandido de su calaña, y en cuanto a la tomada de la Torre, era mentira, ya que a gritos nos estábamos comunicando de un retén a otro. Y al efecto gritó: "oiga don Salvador, lo que dice este bandido de Chávez García, “¡¡que ya tomaron la Torre!!". Urrutia le contestó: "¡¡dígale que vaya a engañar a la autora de sus días; que nos han venido guangos, pues nos han querido espantar a base de gritos y mentadas!!".

Como efectivamente se había suspendido el fuego, todos los defensores oyeron las palabras de Urrutia, provocando gran entusiasmo y la ira del troglodita, a quien los de el retén número tres seguían insultando, por lo que éste se retiró, jurando que al amanecer quemaría todo el pueblo.

En el RETÉN 4, no atacaron con brío, sino que, como en todo el pueblo, se vinieron perforando paredes y protegiéndose con las cercas hasta llegar al solar que estaba tras de lo que posteriormente fue el cine Urrutia, y desde una gran mata de capulín, estuvieron; haciendo fuego, acercándose hasta la casa de don Fernando Núñez; pero una o dos descargas cerradas, hechas por los defensores, los contuvieron. Otra fracción de rebeldes, atacó por la casa de don Socorro Murillo en donde estaban defendiendo Marcelo Campos, Ramón González y Jesús Murillo Aguilar, quienes también los contuvieron. Por cierto que Marcelo Campos, que era el jefe de esta parte, comunicó que la mamá de Murillo Aguilar hizo que éste se bajara de la azotea, porque como era tan alto "daba mucho blanco". Los defensores que estaban en el garitón, que tuvieron oportunidad de disparar sus armas, porque no llegaron a atacar por las calles, y solamente cuando los bandidos atravesaban la calle de la primera a la segunda manzana, podían hacerles fuego.

En el RETÉN 5, (de don Miguel Figueroa), tuvieron los compañeros que batirse desde que principió el ataque, casi sin interrupción, hasta como a las 8 de la noche, en que los bandidos empezaron a tocar "alto el fuego"; ya que atacaban con mucho brío porque creían que no había defensores, hasta que los recibían éstos con descargas cerradas y con bombas de mano que les causaban bajas. Por más que los bandidos insultaban a los defensores, éstos no contestaban y solamente cuando avanzaban los rechazaban, lo que les causaba rabia y volvían a atacar.

El Jefe del retén, había ordenado, que nadie gritara ni contestara los insultos. De esa fecha en adelante llamábamos a ese retén por broma "el sepulcral", porque don José Villafuerte dijo que los había hecho guardar un silencio de sepulcro.

En la Sección Sur de éste retén, (casa de los Sres. Rangel), los bandidos atacaron del poniente y llegaron hasta el rastro, de donde estuvieron tiroteando y lograron herir a don Hipólito Rangel el cual estaba disparando por una arpillera; pero con unos disparos hechos por los defensores que estaban en la azotea del Templo del Hospital, los bandidos se retiraron, no sin antes haber llegado casi hasta la plaza, protegidos por las bardas del templo mencionado. Los disparos que los rechazaron. Fueron hechos por Miguel Gazca, Pedro Díaz Díaz y Lucio Alvarez (RETÉN 6).

En el RETÉN 7, o sea el cuartel general de la Defensa, no hubo novedad, sino las palabras cambiadas entre el Jefe de la Defensa y Chávez García; pues los defensores no tuvieron oportunidad de disparar desde el garitón establecido en la esquina de Hidalgo y Morelos.

Previendo los defensores de la Torre la intensidad del ataque, que indudablemente iniciarían los Chavistas al día siguiente, se ordenó a Elpidio Figueroa, Maximiano Calvillo y Soledad González, fueron a reforzar a los tres que se encontraban en la bóveda del presbiterio; y los demás, menos cuatro que se quedarían en el cuerpo de la Torre, fueron bajados al piso, reforzando las trincheras frente al zaguán, las ventanas de la casa cural y frente al corral.

Estando en esto, como a las 9 de la noche, y con uno que otro disparo de los rebeldes, de improviso se escuchó una gran balacera por el poniente del pueblo; subimos inmediatamente a la Torre a darnos cuenta de lo que pasaba. Vimos que una línea de fuego nutridísimo que abarcaba casi todo el poniente y avanzaba al centro; creímos que sería una estratagema de los Chavistas para amedrentarnos, quemando cohetes enchorizados, pero el abanico de balas que pasaba sobre la torre nos convenció de que era un ataque formal.

El Gral. Enrique Estrada, Jefe de las Operaciones del Estado, y a quien nosotros habíamos dado aviso de los rebeldes desde el día 7; ordenó al Gral. Flores que se movilizara en nuestro auxilio. El Gral. Flores llegó al rancho de Llano Grande como a las 5 de la tarde; y dándose cuenta de la cantidad de gente que traía Chávez esperó hasta las 8 de la noche para salir del rancho y sorprender por la espalda al bandido, provocando la desbandada de los Chavistas; que lo que menos esperaban era un ataque de las fuerzas Constitucionalistas al mando de Flores y de los Tenientes Coroneles Anacleto López y Magaña Uribe, al frente de sus regimientos 216º. y 8º. respectivamente...."